Servicios

Servicios de Construcción de Obras:

La construcción de proyectos ha existido desde siempre como parte integral del desarrollo de la civilización. Sin embargo, a través de los años, los proceso se han ido perfeccionando con la única idea de optimizar la utilización de los recursos. El resultado final son obras donde el aprovechamiento de la inversión se maximiza en la búsqueda del mayor beneficio para el cliente.

En PROINSA existe un claro compromiso con los resultados de las obras, es por esta razón que como parte de la construcción de los proyectos, se aplica un estricto control en las dos áreas principales de la construcción; la técnica y la administrativa.

El control persigue la optimización de la calidad final y del costo del proyecto. Los resultados positivos se logran mediante la elaboración de varias etapas previas a la construcción de la obra y de la puesta en marcha de controles de costos durante la ejecución del proyecto.

Las principales etapas son:

El concepto de planificación encierra varios parámetros que deben ser tomados en cuenta, dentro de los que destacan, el presupuesto de la obra, la investigación del sitio de construcción, la programación general del proyecto, el diseño de la ubicación de instalaciones en el sitio de construcción y la administración del manejo de la información referente al proyecto.

Se desarrolla un análisis completo de los planos de obra para lograr calcular un presupuesto científico, el cuál permita conocer con un porcentaje de error máximo del ± 3% del costo final del proyecto.

No se puede presentar una oferta sin haber realizado una visita al sitio de obras, debido a que, por la experiencia que caracteriza al profesional en construcción, mediante la observación de las condiciones de un terreno, es posible visualizar problemas que podrían afectar en forma negativa el desarrollo de las obras o cambios a un diseño propuesto en beneficio del cliente por razones de aprovechamiento de las condiciones de sitio.

El desarrollo de la construcción de una obra gira alrededor de tres condiciones principales: costo, tiempo y calidad. Una programación adecuada de las obras, garantiza que los trabajos van a contar con el tiempo suficiente para alcanzar la calidad requerida. Además mediante la programación correcta del proyecto se logra realizar una optimización de los costos al poder garantizarle al propietario flujos de caja estables en el tiempo.

Cuando se va a iniciar la construcción de las obras, la utilización de los recursos debe planificarse. El diseño del sitio de obras, le permite al constructor reducir los flujos de personal para el desarrollo de diferentes actividades, aumentar la productividad de los equipos al reducir tiempos de traslado de un lugar a otro y generar ahorros directos al propietario, al ubicar las obras provisionales en un lugar estable, durante la mayor parte del período de la construcción.

En esta etapa se desarrolla la construcción del proyecto. En la parte técnica del proyecto, se exige un alto control de la calidad de los procesos. Se combina la experiencia técnica de campo con el conocimiento de los materiales que ofrece el mercado nacional para distintas actividades con la clara intención de realizar las mejores recomendaciones al cliente. En el área administrativa se realiza el control de las cuentas por pagar, el flujo de caja del proyecto y el control de costos por actividad.

Parte del servicio que ofrece la empresa en la ejecución de proyectos, es el cierre completo de las obras, mediante el finiquito de todos los pendientes que usualmente se presentan en el desarrollo de todo proyecto, el levantamiento y entrega de los planos finales del proyecto, en los cuáles se incorporan todos los cambios que se presentaron durante el proceso constructivo y los manuales de operación de las obras, así como los equipos que se instalaron.

 


 PROINSA

Administración de Proyectos:

La administración de proyectos consiste en la consecución de un balance, entre las demandas específicas relacionadas con el alcance, tiempo, costo y calidad del proyecto, de tal forma que no haya necesidad de sacrificar ninguna y más bien el resultado se obtenga como la combinación óptima de las mismas.

En esencia el administrador de proyectos es una figura que coordina la ejecución del proyecto desde su concepción, hasta la entrega formal al cliente. Su principal virtud y aporte al proceso, es la ingeniería del valor que se aplica a cada una de las actividades que se desarrollan. Por esta razón se crea un proceso de análisis continuo de los diseños y métodos constructivos con la intención de encontrar la respuesta que exceda las necesidades que el cliente ha planteado al inicio de la obra.

Sus funciones abarcan la coordinación general de la obra, donde desarrolla las siguientes actividades:

  • La elaboración de todos los contratos de obra con el consultor, el constructor y los subcontratistas.
  • Revisión y coordinación del diseño de los planos finales de obra.
  • Consecución de todos los trámites y permisos de construcción.
  • Organización y supervisión de los procesos de licitación.
  • Recomendación al cliente sobre los contratistas a elegir para la ejecución de la obra.
  • Control de avance, calidad y costos del proyecto en el tiempo, referenciado a un monto meta establecido.
  • Control del flujo del dinero en el tiempo, para que el propietario pueda coordinar el manejo del efectivo de la forma más conveniente a sus intereses.
  • Coordinación del proceso del control de calidad de la obra.
  • Entrega y cierre del proyecto con el respaldo de la firma del acta de entrega general.
  • Entrega de manuales de equipos instalados y planos actualizados al propietario.

En este caso específico, el administrador de proyecto no es el constructor final del proyecto, sin embargo por el conocimiento que lo caracteriza, en caso de presentarse problemas con el contratista general, existe la posibilidad de que el administrador del proyecto desarrolle la construcción de la obra.